2 may. 2012

[☼-﹌]

Edición:©Diosa(E.M.R) 
Música:Capozio-Field of dreams(Fragmento)

El punto de destino..



Durante mucho tiempo
dejé que el silencio atrapara
en una jaula de huesos y sangre
lo que en mi corazón sentía,
acallando su voz en el bullicio
de los latidos de mi pecho,
no sabes que hasta mil veces mordí
entre las comisuras de los labios
las ganas, los te quiero, cada anhelo..
que a pesar de los barrotes de hierro
pugnaban por alzar el vuelo
en la corriente del aliento
ansiando llegar a tus oídos,
no sé si fueron las dudas o miedos
a que chocaran contra un muro
o pudiesen desgarrarse las alas
en algún alambre de espinos,
que quisé retener eternamente
en ese mundo de sombras sin lengua
todo aquello que me nacía dentro,
inútil empeño ír contra  lo escrito
si desde que entraste en mi vida;
¡Siempre fuiste su punto de destino!

©Diosa(E.M.R)

Hacerse eco..

¿Cómo aquietar el latir del pecho?
que a golpes clama rasgar la piel..
y hacerse eco la voz de su aliento
dormida a tiempos entre los labios
en el sonido errante del viento,
o enmudecer el habla del cuerpo
cuando el recuerdo roza la nuca..
resbalando despacio sus dedos
por la espalda cual escalofrío,
si hasta de pasión tiembla la sombra
y se recoge sobre si misma...
a la caricia tibia del alba,
porque en sus brazos muda a suspiro
el deseo anidado en el vientre..
aunque intente contenerlo dentro.

 ©Diosa(E.M.R)



Resignarse..


























¿Adónde fue el verde esperanza
reflejado en las pupilas del alba?
ese que inundaba de luz
los rincones de mi alma,
en cual primavera revive..
extendiendo sus tallos hasta el cielo
que ya no trenzan los cabellos del tiempo,
en algún lugar el canto de viento
acalló la voz de sus sueños
que mis oídos no llegan a escucharla
y a mi lado tomo asiento la nada,
sé que en cualquier parte de no sé donde
anda ido el latir de su corazón...
lo busco en las horas del día
en un murmullo tan ajeno a mí
que extraño es hasta mi propio aliento,
no sé si habita dentro de mi cuerpo
o erra moribundo en un mundo
de verbos y recuerdos de papel,
quizá asida la sonrisa
en una maraña de sombras
resignarse que mudo sus colores
el calendario de marzo y abril.

©Diosa(E.M.R)