9 feb. 2012

Sonriéndole..




Para sonreírle a la mañana
aunque el sueño siga dormido
en los umbrales de las horas..
me basta notar a la espalda
como los dedos de la luz
que se cuelan por las rendijas
rozan con su tacto cálido el cuerpo,
o como los labios del viento
me hablan en voz baja al oído
de aquello que el tiempo no pudo
llevarse en sus bolsillos,
por mucho que el olvido
dibuje sombras en los quicios
y los pájaros del silencio
hagan en ellas sus nidos,
aunque me acoga la ausencia
entre sus brazos invisibles
se me eriza la piel
como si fueras tú el que la envolviera..
y es que me basta sentir en el pecho
el latido de la memoria
murmurando cada momento
que la vida me dió contigo,
para depertar sonriéndole al tiempo.


©Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

Rosasinmás dijo...

Siempre será primavera al paso de la memoria... ¡¡Precioso reina! Un beso.

Oréadas dijo...

Que hermosura de poema.
Disfruto muchísimo leyéndote es un verdadero placer. :)