27 nov. 2011

Deja...




Deja que en el abismo..
de sombras del mar del olvido,
sea mi voz...
cántico de sirena cárdena..
en los ecos del viento..
en los oídos del tiempo,
que naúfragar pueda el recuerdo
en el istmo del labio..
sin que lo deje hecho pedazos
la resaca de la saliva
o la ventisca del aliento,
hasta que broten las alas del sueño
escondidas bajo el manto de hielo
de está piel aletargada de inviernos
anhelantes de vuelos,
y creer pueda de nuevo
en la luz de un mañana.


©Diosa(E.M.R)

Y el verbo...




Del sueño falto de esperanza
se hizo piel, hueso, carne...
amasijo de tejidos y sangre
unido al cordón del olvido
en las entrañas de la nada,
el tiempo, su único sustento
vianda de sal y arena..
acre agua en la garganta
aspero guijo entre los dientes,
aunque su latido débil runrún
quiebro cántico de sirena...
en un líquido de silencio
por emerger al exterior
luche contracorriente
en el talud del pecho,
aún faltándole el aliento
en los recipientes de oxígeno
e invadiendo la asfixia el hueco..
como una anémona adherida
al saliente hiriente del labio,
zozobre en la tormenta del sentido..
en el viento opuesto a la lengua
y como el resto de un naufragio
yazca en la herrumbre de un letargo.

©Diosa(E.M.R)

14 nov. 2011

[๑◠ ◡Ƹ̵̡Ӝ̵̨̄Ʒ๑◠]



Oigo llegar
de puntilla al silencio
parpadean los ojos.

La luz del sueño
en las alas del tiempo
recorre la memoria.

©Diosa(E.M.R)


Brevedad y edición:Diosa(E.M.R)2011
Música:Audiomachine-Prelude of dreams


cántico mudo
te busco y el silencio
mis ojos ciega.

©El Éxodo

Desde el alma..




Se apróxima el invierno
aunque aún huela a otoño en las hojas
a lluvia en los charcos de sombras
en el jardín de madreselvas,
migran bandadas de palomas
buscando cálidas auroras
más allá de las cornisas del viento
y de ese refugio del tiempo,
vuelan, vuelan,abren las alas..
sus plumas blancas de palabras
en ese cielo de miradas
que rozan las ringleras de la tierra
los surcos de las olas
de un mar inagotable de horas,
parten del nido del recuerdo
de una calor perdida
bajo este jirón de epitelio..
en las rendijas del silencio
hacía el labio de la primavera,
dejando sus migajas esparcidas
en la azotea de los sueños.

©Diosa(E.M.R)

Desde mis ojos...


















Que de sombras se alzan del suelo
como gigantes voraces de viento,
y él tan pequeño ante su mole
con las manos vacías..
agrietadas de frío,
con el rugido del hambre en el vientre,
como las aves por unas migajas..
hurga en los despojos esparcidos
de esa urbe que mira hacía otro lado
evitando ver la miseria....
que le rodea con su aliento,
un hálito moribundo en silencio
en el olvido sin remedio,
que escuela más dura esa vida
si como maestro tiene al tiempo,
que antes de abrir sus alas
para volar en un sueño,
le ha hecho mayor sin ser niño,
segando años de cuajos,
como si nunca hubiesen existido.

©Diosa(E.M.R)