26 mar. 2011

[❧◠ ]




Crecen los brotes
ataviando los días,
suaves colores.


Primer verdor
tapizando los campos,
la primavera.


©Diosa(E.M.R)




la primavera
un estado del alma
hasta en invierno

©El éxodo

Florecen nuevos sueños..



















Como las breves estelas de luz
sobre el manto frondoso del olvido,
pasan las horas muertas
de una semana,
perdiéndose entre la maleza
de la rutina cotidiana..
los silencios que estas acercan..,
Como la lluvia repentina
tras los cristales de la madrugada
donde se pierde la mirada
imaginando momentos..,
pasa el tiempo con calma
deslizándose de las manos..
como surcos sobre las aguas..
en la corriente de la vida.



Y en los recovecos de cada noche
de lunes a domingo ..,
allí donde las horas moran
cuando el alba se duerme,
florecen nuevos sueños
desde el interior de mi pecho..,
en cada poro de mi cuerpo,
de las semillas del recuerdo
que tengo arraigado tan dentro..,
y de esas palabras mordidas
entre los dientes..,
de aquellos besos apresados
entre los labios del verbo te quiero..,
siendo pétalos de los sentimientos
que se deshojan en poemas.






©Diosa(E.M.R)

Es el poema
una flor deshojada
¡mas qué fragancia!

©El éxodo

Sueños

Día a día

con mis manos,

trazo planos

de utopía.


En la umbría

sueños vanos,

tan lejanos,

fantasía.


Aun así

no desisto

del proyecto.


Pues allí

me provisto

con tu afecto.




©Diosa(E.M.R)

14 mar. 2011

[εїз ~εїз]




Poesía sin palabras..cuando la música acaricia los sentidos,
espero rozar los vuestros en este vuelo sin alas.

Edición:©Diosa(E.M.R)

Deseando...(te)


















La piel se impregna...
del cálido aliento de la ambición,
miles de gotas cristalinas
que cual lluvia me empapan,
y las manos bajan resueltas..
los contornos de la pasión,
acariciando lentamente
los tramos de su superficie,
deseándote e ideándote,
las cúpulas inhiestas
queman al roce de los dedos,
y tembloroso el sexo
te solicita entre las sábanas,
cuando la madrugada
posa en la almohada,
las ganas, el anhelo y esas ansias
de proyectarte recorriéndome..
desde el cuello hasta el vientre...
con tu lengua ardiente,
mientras entre los dientes
muerdo las ganas desmedidas
de inmaginarte entre mis piernas,
llamas en las entrañas..
que de la garganta se escapan
como vahos,débiles gemidos
que rompen el silencio,
y es que mi ser necesita saciar...
ese apetito y sed de ti.


©Diosa(E.M.R)

Tabúes




Desligar los apósitos
impuestos por el tiempo
y la falsa moral...,
quebrantando silencios
en salmodias absurdas
sobre el pecado..,
rasgando los labios sellados
ante el temor
de la condenación,
castigando la piel
sin la caricia
en busca del placer...,
por yerro inconfesable
tras el antifaz del pudor,

cuando palpita el sexo
y quema las entrañas
por el deseo...,
anhelando tu lengua
de lava férvida
deslizándose por mi cuerpo
hasta nublarme la conciencia
perdiendo los sentidos
en los lindes de lo prohibido..,
y sintiendo tus dedos
deshojando los pétalos
húmedos de pasión
de mi sexualidad..,
ausente de tabúes.


©Diosa(E.M.R)

2 mar. 2011

Anexada a ti..





Unida por el verbo,
que se conjuga..
en todos los tiempos posibles,
a ese dechado de emociones
hilado con recuerdos
al epitelio de la vida,
aunque la alfanje del destino
quiera cortar los hilos,
o rasgar el tejido,
es inútil empeño
cuando la unión es sueño.


©Diosa(E.M.R)

Sus ojos..


























Sus ojos son como el cielo,
ese etér azul sin lindes..
donde mi mente se pierde
dejando pasar las horas
absorta al resto del mundo,
los cristales transparentes
donde me miro y me encuentro
como si fuera un espejo
reflejando lo que siento,
un universo sin tiempo.



Sus ojos son los luceros
argénteos y distantes..
que preden la madrugada
y posa el sueño en mi almohada,
barriendo su luz las sombras,
dos gotas pequeñas de agua
del piélago del silencio,
donde la nao de mis labios
va a la deriva, sin rumbo,
siendo viento las palabras.




Sus ojos, clara vidriera
y antecámara al recinto
dónde se cobija el alma,
que se asoma fugazmente
si me miran fijamente,
ángeles, palomas blancas,
ventanas de mi mañana,
que reavivan con su afecto
cada latido del pecho;
¡Cada parte de mi ser!


©Diosa(E.M.R)

Claro de luna...




















Al faltar la luz del día
la luna se baña en linfas,
estelas de plata fina
al alcance de mis manos,
que dibujan en la piel
mil matices encarnados
y lágrimas de oropel,
que tras el cristal opaco
buscan tu mirada insigne
tanteando el tul velado
que envuelve el álgido olvido.

Como fiera que le brama
al vendaval su pesar
desnudando cuerpo y alma
a través de la mirada,
se destapan las palabras
abrazando el frío vacuo
que el crepúsculo me acerca
tras la ventana cerrada,
y tu recuerdo se asoma
en las sombras de la noche
como una visión borrosa.

Y el silencio se apodera
nuevamente de mis labios
volatizando los verbos,
como la rama azotada
y torcida por el viento
mi mente vira en el aire
batallando con las dudas,
clamando estar en tus brazos
y ser Selene en tus sueños,
el lucero de mil besos
entrelazado a tu cuerpo.

Tierna quimera del alma
ofrenda, claro de luna,
por la noche en tu ventana.


©Diosa(E.M.R)