17 sept. 2010

Entre los dos..





Las palabras se anudan al silencio
quedándose estas
como efímeras pausas
suspendidas en las estrías
de nuestros labios..,
y que terminan desprendiéndose
en volátiles ínfulas
(vahos de suspiros)
que trazan en el aire
el sonido ...en cortinas de humo
hasta difuminarse..
en las vigas del techo,
entre tú y yo...
quedó un espacio
en el que se hizo un sitio
con el tiempo el olvido..,
que se alimenta cual parásito
desangrándonos los recuerdos..
hasta dejarnos aferrados
a la más absoluta nada ...,
dónde vagan desnudos
de sentimientos nuestros cuerpos
sin más atuendo para el alma
que la piel adherida a los güitos.


©Diosa(E.M.R)

1 comentario:

El Éxodo dijo...

El muro impenetrable de lo cóncavo.

Besos.