10 abr. 2009

Laurel de espina...




Deshacer el tejido
turbio de mi cautela
(tríptico imaginario)
que anula el privilegio
de lo evidente
y aísla la falsía..,
es lucha incruenta
si la atalaya
de tu arrogancia
arroja las palabras
a la tea del silencio..
(sombras sin luz
que aprisionan al alma
entre sus garras),
cual estatua perpetua
de piedra y sal
en templo del olvido,
por más que venza al tiempo
y al viento de la furia
con la espada del temple..
alcanzado la gloria
de los divinos...,
la lanza del destino
clava en mi piel
a fuego la amargura;
¡ Laurel de espina!
:
:

©Diosa(E.M.R)

1 comentario:

El éxodo dijo...

Fantástica paganización de los motivos para crear una liturgia diferente.

Más besos.