5 ene. 2009

Exánime..




Los faros que alumbraban la ilusión
se apagaron, ciega camino
por el álgido suelo mortecino
sin importarme la razón,


exangüe de dar sin omisión
todo mi ser sin son sin tino,
en silencio al olvido peregrino,
aunque sea un vacuo burlón..



con la pútrida esencia
a deceso en el viento,
y el lóbrego ulular de sus corrientes,



guiaré mi existencia
al valle del lamento,
donde las almas son restos yacentes.
.
.
.
.
©Diosa(E.M.R)

1 comentario:

Anónimo dijo...

Hermoso y triste a la vez.
Ahogada en mi esperanza
Tan pobre, fría y desgarrada
Un silencio crece
En el interior de mi alma.
Un saludo