29 oct. 2008

Alba en la pared..


















Noche umbría
sin Selene
(quizá oculta),
espejo sin azogue
sin reflejo,
un abrazo incorpóreo
que me envuelve
con su álgido contacto.


Y mis ojos no aciertan
a entrever
más allá de la opacidad
vil ceguera,
indiferente a mis temores
que palpan el vacío
en busca de algo material,
algo donde agarrarse
para no sentir el desgarro
de tu ausencia,
esa que se clava en mi pecho
como alfanje
astillando la piel,
desmenuzando los sentidos
que se derraman gota a gota
por la herida
como salmuera amarga.



Mientras el caballo del tiempo
lentamente..
con sus cascos holla el silencio,
y trémulos mis labios
le suplican que trote
veloz en pos del día,
para que su fulgor
despunte en la ventana
barriendo sombras
y dibuje tu imagen;
¡El alba en la pared!

©Diosa(E.M.R)

Diplomáticos..




Con precisión
trepanan las cabezas
con la palabra.
Diagnóstico sin duda,
¡Es que vamos de cráneo!



©Diosa(E.M.R)

Cara a cara..

















Cara a cara con la irrealidad
que tras la máscara se hallaba,
la que durante gran tiempo ocultaba
mi funesta realidad.



Esa que me cubrió de oscuridad
y fue cómplice que dejaba
volar, porque todo lo abandonaba
en busca de felicidad.



Más ahora descubrí
su fría diversión,
y la arranque de cuajo de la tez.



Y vuelvo a ser de mí
dueña, y con la razón
en mi haber acabé con su doblez.



©Diosa(E.M.R)

25 oct. 2008

La mente




La mente es un laberinto
nada fácil de recorrer,
llegar a entrever
lo que pasa en él..
es díficil por mucho
que uno se tache de erudito.

©Diosa(E.M.R)

Rasguños...




Del corazón rasgaduras
que ni con el tiempo sanan,
del olvido rozaduras
y del dolor quemaduras
que los silencios afanan,
cuando el lamento fracciona
los sentidos en fragmentos
y la vida lo ocasiona,
ella que es gran anfitriona
del conjunto de momentos.




Arañazos masacrados
por la daga de tu boca,
con los verbos arrojados
desde los filos doblados,
y que una y otra vez choca
en las grietas de la puerta
al alma, hasta propalarse
como tormenta encubierta
rasando la estéril huerta,
¡qué con desdén él forzarse!



©Diosa(E.M.R)

A tientas..





















Sus pasos iban a tientas
por la venda que cubría,
más ella no lo sabía
confiada en manos atentas.




Legaba palos de ciegas
guiada por las miradas,
sin conocer que vedadas
estaban como borregas.




Se dejaba ir con el viento
que le soplaba de cara,
sin escuchar la voz clara
a su espalda sin aliento.




Caminando por la luz
de un reflector engañoso,
que con argucia hasta un foso
la conducía con cruz.


©Diosa(E.M.R)

21 oct. 2008

Imágenes borrosas...




Dudo si alguna vez fuiste algo tangible
entre mis brazos, o si acaso tan sólo
fue una proyección que mi mente controlo
haciendo lo imposible casi creíble.


Y si alguna vez tus labios me besaron
con dulzura, o si sólo fue una utopía
que recree en mis sueños día tras día
en el silencio, y estos se acartonaron.


Dudo si alguna vez tus ojos miraron
con ternura los míos, o fue tal vez
los reflejos de espejos que se opacaron.



Y pienso....aunque no le veo nitidez,
¿acaso te inventé o de verdad pasaron?
quizá, no sé, es…¡ la falta de lucidez!



©Diosa(E.M.R)


Ánima muerta...

















Sobre aquel banco frío
encima de mi trémulo regazo,
yace por el hastío
mi alma, apenas retazo
que se desprendió como un arañazo.



Mientras el cuervo umbrío
muerte silente le extiende su abrazo,
infausto escalofrío
que de un gran picotazo
rasga de ella un etéreo pedazo.




Aunque noto un vacío
la miro sin llegar a unir el lazo,
pues mi sentir baldío
ante el atroz zarpazo
el dolor por silencio dio el cambiazo.


Cuerpo sin atavío
que ante la muerte dobla el espinazo
sin ningún desafío,
pues paso a paso el plazo
sin ilusiones fue un duro mazazo.


©Diosa(E.M.R)

18 oct. 2008

[$]


Imagen:
Garik Avanesian


Romper el muro
que levanta el silencio,
descubre el cielo.
Espacio sin fronteras
para la voz del alma.



©Diosa(E.M.R)

Busqué el celeste
en la luz de tu aliento,
lenguaje eterno.
Me extravié en el silencio,
yermo idioma perpetuo.


Rafa león


Muchas gracias,Besos

A oscuras...




Cae la noche y en la habitación
al juego de luces -figuras-,
que se desdibujan sobre el colchón
como travesañas pinturas.



Y en las sábanas esa exudación
que escapa de las aberturas,
entre la agitada respiración
de gemidos y rozaduras.




Hálitos del deseo
que fluyen hasta el techo,
de bocas que se beben como siervas.



Los pálpitos del arqueo
que rasguñan el lecho,
de dos cuerpos que se aman sin reservas.



©Diosa(E.M.R)

Amparo cálido.

















Entre las sombras tostadas
por la mudanza del tiempo,
se desdibuja las gamas
de tu imagen en mis dedos,
desprendiendo los recuerdos
aferrados al silencio,
y en el vacuo un roce tierno
-una caricia del viento-.


Suspiros amontonados
en la tierra de los sueños,
en el cristal del pasado
que deplora los momentos
por el quebranto opacado,
aquellos besos y anhelos
asidos a un mismo cuerpo
que se amaban en secreto.



Que hiel abrazar el vacuo
y no un contorno evidente,
firmamento de sonámbulos...
a un jago de nada asidos,
déjame ser ese vástago
que necesita tus brazos
el rizoma del cariño,
Déjame ser árbol fiel
de amparo cálido y tierno,
para ti...¡ramas de piel!


©Diosa(E.M.R)

Desnudándome..




Desprender el vendaje de mis labios mordidos
arrancando el cobarde silencio que amordaza
la lengua, seccionando como una cruel tenaza
los vocablos que pugnan por salir pavoridos.



Desabrigar las sombras que visten mis latidos
rasgando como alfanje la malla que acoraza
la piel, desgarrando la oquedad que me abraza
para que fluyan libres cual viento mis sentidos.




Fracturar los cristales turbios de madrugadas
que entre sábanas vacuas perfilan nebulosas
visiones, empañadas de llantos sin aliento.




Despojar mis manos de las horas hilvanadas
sin caricias ni abrazos, pues sucumben ansiosas
por explorar tu cuerpo con gran detenimiento.




Descobijar el alma de su firme aislamiento
y una vez desnudada de cualquier aprensión;
¡poder dar rienda suelta sin freno a la pasión!



©Diosa(E.M.R)

15 oct. 2008

[ÇÇ]




Entre las rocas
la sirena varada
aguarda la ola.
Resaca de la luna
en el mar de tus ojos.


©Diosa(E.M.R)

Desvelo..




Las horas galopan en pos de la luz del día
que se escabullen tras las rendijas del vidriado,
hacía el lejano horizonte que abandonado
está por mis ojos cubiertos en la agonía.



Y el tiempo se deshace como polvo en el viento
mezclándose con las nubes de recuerdos tuyos,
como las gotas pequeñas de momentos cuyos
más añoro en el silencio de mi pensamiento.




Al compás del tic tac del reloj cae la afluencia
que se desliza por los cristales del pasado,
formando cercos con vaho del aliento apagado
e imágenes raídas por la cruda existencia.


©Diosa(E.M.R)

En verdad...



















Descender hasta el abismo
que origino tu silencio,
para arrancar con mi boca
de tus labios un adverbio.



Aunque de pasos a tientas
al filo de precipicio,
por la venda de mis ojos
me da igual el sacrificio.



Atravesar esa cueva
inhospita que se asoma,
tras esos ojos vacíos
aunque haya miles de sombras.



Hasta llegar al promedio
donde sé que te guareces,
por pánico tras sus túneles
cuando en verdad.... sí,me quieres.


©Diosa(E.M.R)

12 oct. 2008

Idolatría..




Adórame como lo que soy
pura materia de sentimientos,
con textura de conocimientos,
y quiéreme por lo que te doy.



No soy diosa ni sé dónde voy
sólo sé que expongo pensamientos,
y regalo sin más mis alientos,
del pasado, de sueños, hasta hoy.



No me encumbres en un presbiterio
hecho de frío alabastro, roca
que vanagloria el ego interior.



Compréndeme aunque sea misterio
pues soy piel viva y pon en tu boca
sólo besos con verbos de amor.



©Diosa(E.M.R)

Pesar..

















Por tu recuerdo
plañe de mi mirada
gotas salinas.
Y en los trémulos labios
¡Se cercena la voz!


©Diosa(E.M.R)

Calma mi sed..




Como pétalos de rosas, mis labios beben

del pozo donde duerme el placer.

Allí donde en la ternura de tu piel reside

el corazón, escucho tus gemidos implorando

A pétalos caídos volver a ser capullo de una flor






Flor húmida de rocío

(tus labios ansiosos)

que liberan el néctar

del cáliz prohibido

solicitando en la noche

vacua de miradas

ajenas a la batalla,

del sediento errante.




Errante, no. Mis labios saben el camino

y sedientos han de saborear el néctar en cual

cáliz prohibido reside la dulzura y la esencia

de tu amor. No habrá batalla.

Solo un dulce beso al pezón.





El saliente enhiesto

(sépalo del cáliz)

del olivastro de Rodas,

deja rezumar su jugo

para que disfruten

tus labios carnosos,

ungiendo sus pétalos

!con el gozo divino!


Almathea © Diosa

9 oct. 2008

Vendaval de arena..



















Yacer sobre la tierra
que con el paso del tiempo es desierto
con tallos secos,
y sobre el cielo
nubes de arena
que me impiden mirar al horizonte,
ese donde se esconde
la luna de tus ojos,
lucero que guiaba
mis pasos al remoto
paraje de los sueños,
donde al fin te encontraba.




Tragar polvo de marga
que levanta la tormenta de mi alma,
y en mi garganta
sentir lo amargo
de su sabor,
arrojar finos granos de mi boca
tal si fuera el dolor
que araña mis entrañas,
más las nubes de arena
polvorienta entapona
con furia mis sentidos:
¡Tormenta del olvido!



©Diosa(E.M.R)

+++




La perfección
no brilla en el espejo,
reflejo vacuo.
Al otro lado el alma
cristal de la mirada.



©Diosa(E.M.R)

Espantapájaros...


















Colocada como triste espantajo
en medio de la tierra de tu piel,
con vástagos de hiel
de tu gran desparpajo.



Bajo la lluvia de promesas vanas
que empapan mi cuerpo con falsedad...,
-gotas de soledad -
de urracas cotidianas.



Y no ahuyentan esos picotazos
los brazos que extendidos a la nada
atroz de tu mirada,
-propinan arañazos-



©Diosa(E.M.R)

De eréndira



Muchas gracias Eréndira, un beso.

6 oct. 2008

..




Es tu ternura
como un broche de estrellas
un manantial
que me trae agua dulce
cariño y amistad.


MeRieM


Muchas gracias,un beso.

4 oct. 2008

[&&&&&]



















Ni el tris del viento
logra tronchar las alas,
de una quimera.
De noche en tu ventana
un ángel centinela.


©Diosa(E.M.R)

Sed de ti..




Me despierta la caída del día
justo cuando la sombra cubre el lecho,
y se aviva el latir dentro del pecho
ávido de saciar la gran sequía.



Quiero matar la sed que es mi agonía
escanciándome de tu cuello de hecho
hasta la última gota con provecho,
con premeditación y alevosía.



Ingerir de tus labios el néctar
y continuar bajando lentamente
mordiendo de tu cuerpo cada palmo.



Hasta alcanzar la base del altar
para encumbrarme a el rápidamente;
¡Sed de ti..que con mis vaivenes calmo!



©Diosa(E.M.R)

2 oct. 2008

Y ya no sé....


















Y ya no sé qué hacer
para despojarme de tus recuerdos
que he probado de todo
y de nada ha servido,
deje entrar al olvido
abriéndole ventanas
para que simplemente
con el soplo de viento
se colara en la casa.


Y además sopesé
si dejando la puerta entreabierta
lograría que huyesen
los minutos del día
rápidos..velozmente
al paso de corriente,
o si acaso huirían
a un rincón a esconderse
del frío del invierno.



Y pensé si enterrando
las hojas florecidas de momentos
en un tiesto vacío
falto de abono y riego
haría que en el paso
del tiempo poco a poco
se marchitasen todas
hasta que por fin sólo
quedarán los despojos.



Más ya no sé qué hacer
porque aún así nada logré ya ves,
siguen dentro de mí
a veces casi ausentes
entre el ruido mundano
si embargo tan latentes
cuando cae el silencio
y la noche me envuelve
que en vez de ajarsen, crecen.


Y ya no sé qué hacer..
ni como despojarme
de los recuerdos
que hay en mi pecho.



©Diosa(E.M.R)

Tiempo otoñal..





Tras el cristal del vano languidece
el fulgor dando paso a las umbrías,
que traen en sus manos las vacías
horas que en la mudez el aire mece.



Como al árbol desnudo de hojas mustias
que se desmayan sobre el suelo frío,
y es batido por el viento con brío,
tal cual sacude al alma las angustias.





Tardes grises que opacan los espejos
donde resbala la lluvia abundante,
sobre la árida piel desuso instante
de voces provenientes de muy lejos.




Que la nostalgia envuelve con escarcha
álgida, presagiando la tormenta
de recuerdos y de sueños hambrienta,
que hiere mi mente desde tu marcha.




Como rama que hendida por el rayo
al colarse las pútridas distancias
del olvido se muere sin sustancias,
y no florecerá al comenzar mayo.




¿Cual máscara ponerse ante el no cuerdo?
¿Cómo mudar las notas compungidas?,
si las aves volaron en partidas
dejándome tan sólo tu recuerdo.



En hojas secas y desparramadas
de mi memoria, al tiempo marga ajada.



©Diosa(E.M.R)