9 nov. 2008

Mariposas disecadas...

















El tiempo se encomendó de lacrar
para siempre mis labios
con su cruel rúbrica
(precinto a fuego vivo
que descarna la piel ),
y arden en mi garganta
esas palabras
que estaban por decir
como brasas quemando mis entrañas,
cenizas, polvo gris
que fluye por mis venas
y se derrama
como salmuera amarga
por los cristales
opacos, sin azogue...,

exangüe
el alma se desangra
sin presentar batalla
dejando al adalid
del silencio vencer,
más tu secreto
está a salvo
exiliado al olvido
(tierra de nadie
con sombras vacuas),
el refugio sagrado
donde se anidan
esas palabras
( mariposas
disecadas),
en la vitrina
de mi dolor.


©Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

Lilium - Lilith dijo...

“En el umbral de una realidad,
En la vitrina donde reposa el dolor,
Es allí, donde lucen expectantes,
Las mariposas disecadas”.

Me gusta mucho tu rincón, hace bien estar acá y realmente disfruto mucho de todas tus expresiones aquí plasmadas.

Te dejo otro beso ( y ya estoy re cargosa!)

Juani lopes dijo...

es malo guardarse en el alma las palabras llenas de amargura, soo hace que corromper al alma
saluditos