21 oct. 2008

Ánima muerta...

















Sobre aquel banco frío
encima de mi trémulo regazo,
yace por el hastío
mi alma, apenas retazo
que se desprendió como un arañazo.



Mientras el cuervo umbrío
muerte silente le extiende su abrazo,
infausto escalofrío
que de un gran picotazo
rasga de ella un etéreo pedazo.




Aunque noto un vacío
la miro sin llegar a unir el lazo,
pues mi sentir baldío
ante el atroz zarpazo
el dolor por silencio dio el cambiazo.


Cuerpo sin atavío
que ante la muerte dobla el espinazo
sin ningún desafío,
pues paso a paso el plazo
sin ilusiones fue un duro mazazo.


©Diosa(E.M.R)

1 comentario:

Juani lopes dijo...

realmente la muerte de alguien muy querido es un mazazo
saluditos