19 sept. 2008

Vértices añiles..


















Fijé bien alto mis aspiraciones
allá en aquellos vértices añiles,
por ser los puntos que son más gentiles
a la hora de unir lados de emociones.



Me empeñé en llegar sin contradicciones
hasta aquellas dos cúspides sutiles,
para enganchar los ángulos marfiles
del prisma de cristal sin condiciones.



Para que con sus luces se desviasen
las gamas grises por la reflexión,
y así de una vez por todas lograr...



Que las penumbras brunas se alejasen
del alma y no nublaran la razón..,
siempre predisponiéndola a dudar.



Dos cénit para amar
donde las curvaturas
del corazón se unieron con presuras.



©Diosa(E.M.R)

1 comentario:

Juani lopes dijo...

lo mejor para conseguir algo es empeñarse en ello
saluditos