28 sept. 2008

Silencio amigo

















Esta tarde regreso
aquel silencio a sentarse conmigo,
con el egregio peso
de su raído abrigo,
y aunque parezca ilógico... es mi amigo.



Amigo con oídos
disponibles siempre para escuchar
los momentos vividos,
y que sabe guardar
muy bien en sus bolsillos retraídos.



Retraídos los verbos
que salen de mis labios en murmullos,
y que son mansos siervos
de todos sus orgullos,
y hacen de este ovillo... grandes barullos.



©Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

Juani lopes dijo...

que bello es tener un amigo, que se sienta a nuestro lado pra escuchar, aunque sea en silencio
saluditos

Diosa dijo...

Verdad Juani, tener un amigo es un tesoro.

Besitos y gracias por estar.