4 jul. 2008

Remordimientos...




En el silencio muerdo la inquietud
y entre mis dedos el rosario
de pecados, y en mi pecho un santuario
donde guardo mi ilicitud.



Sus cuentas marcan esa esclavitud
a tus labios, al verbo diario
de tu cuerpo en el mío, fiel sudario
rubí que rasga la virtud.




Desazón que calcina
de la piel cada tramo,
y carcome lentamente mi sexo.





Rezo que desatina
más acudo al reclamo,
¡pues pasión e inquietud tienen conexo!



©Diosa(E.M.R)

(Dedicado a ti..
Besos mortíferos)

3 comentarios:

ElPoeta dijo...

Al fin y al cabo, la ilicitud es siempre un concepto relativo, no así la belleza apasionada de lo que escribes, querida. Te beso,
V.

Juani lopes dijo...

mi diosa que plegaria a un amor
saluditos

Diosa dijo...

Así es mi querido poeta, gracias por tus lindas palabras.

Mil besos


Gracias Juani por unirte a la plegaria.

Saludos