4 jul. 2008

Nieves azules...


















Nunca jamás creí
que tus ojos pudieran
alcanzar a ser dos nieves azules
posadas sobre mí,
y que los míos vieran
como la indiferencia son sus tules.




Nunca llegue a pensar
que tu mirada fuera
a convertirse en un frío glacial,
que fuese atravesar
con hielo por entera
la mía que te miraba cordial.




Nunca ¡nunca jamás!
persevere sentir
el filo cortante de las celliscas
sobre la piel a ras,
y por trazos partir
mi corazón con ventiscas ariscas.



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: