10 jul. 2008

Esa niña dormida...




Repasando las páginas
de ese diario labrado
con hilos de mi vida
que tambien conservado
se hallaba en una esquina
del recuerdo pasado,
como añeja reliquia
que el tiempo no ha borrado.




Vuelvo a leer historias
de esa niña pequeña
que como huellas idas
dejó en sus vagas letras,
esperando que un día
sus sueños se cumplieran
más los pasos de vida
exilio las quimeras.



Esa niña dormida
en un rincón del alma,
ya hoy bastante crecida,
aún marca pisadas
que desapercibidas
tras mirada apocada
pasan sin más revista;
quedando allí guardadas.



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: