2 abr. 2008

Vesania

















Atrapada tras el turbio cristal
empañado de alientos sofocados
que germinan del pecho entrecortados
y escapan como clamor gutural,
-¿Por qué este recinto casi abismal
de tu silencio, sin más me aprisiona?-
y se divierte su sombra burlona
de la remembranza de tus vocablos
creando malintencionados diablos
cuando toda sensatez me abandona.



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: