17 abr. 2008

El árbol




Transcurrieron los días con sus horas
aconteció el otoño y de las ramas
se cayeron las hojas con sus dramas
encubriendo la tierra sin demoras.



Quedó el árbol desnudo sin abrigo
a la intemperie de los vientos fríos
y las lloviznas con esos hastíos
que el invierno detrás trae consigo.




Más no pudieron todos sus embates
contra el tronco que con talante estoico
resistió al asistir de la sazón



¿Por qué soportó todos los combates
del asolador tiempo y salió heroico?
¡por la savia que acopió en su raigón!



Jugo del corazón
nutrido de vivencias;
¡y no se llevó el viento sus esencias!



©Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

ElPoeta dijo...

Encarni querida, no paras de crear belleza... No me extraña que te hagas llamar Diosa... Preciosos esos versos: algún día te contaré un cuento que le dediqué a un árbol... Besos al viento,
V.

Diosa dijo...

Mi querido Valentín, muchas gracias por las cálidas palabras de tu brisa.

Un cuento? si, por favor muestramelo.

Mil besos recogidos del viento, yo te mando con cariño.