2 abr. 2008

Amantes..




Escondidos del día
bajo el manto discreto
de la etérea aurora
se aman sin cesación,
como las abubillas
en concupiscente danza del vuelo
sobre las frescas rosas
empapadas por la condensación.



Ahogando los suspiros
entre aquellos luceros
que del celeste cuelgan
en un total silencio,
y son mudos testigos
de las claves secretas del deseo
que ansiosos paladean
como si fueran redimidos bohemios.




Abrazados con fuerza
hasta el último aliento
muerden las pocas horas
que la noche concede,
y beben la ansiedad
que se desencadena de sus cuerpos
hasta colmar las gotas
que producen esa pasión ardiente.




Y al asomar el alba
desde la cristalina
linfa zarco turquí,
son distintos destinos
e inversos los que sus pisadas marcan
aunque queden allí
huellas sobre las hojas del camino.



©Diosa(E.M.R)

3 comentarios:

Parafraseando mi alma dijo...

Amantes...Cuanto encierra esta palabra...
Amantes que disfrutan, amantes que se sacian, algunos incluso que se aman...
Antes detestaba esa palabra...hoy la adoro con locura...
Bellisimo como siempre...
Mil besotes...y mil mas...

Diabolus dijo...

Muy buen poema che!..yo soy Juan C. Acosta al que comentaste un poema en elrincondelpoeta.net
seguí así che!
éste es mi blog con mis poesías

www.metallaeruspoesis.blogspot.com

saludos!!

Diosa dijo...

Gracias millie por tu visita y comentario.

Mil besos


Gracias Diabolus, pasaré a verlo, me gusta como escribes.

Saludos