11 mar. 2008

Me acostumbré...



















Me habitué a los silencios infinitos
tras aquellos encuentros
nuestros fortuitos,
a tus paréntesis
después de cada coma
y sus ecos de epéntesis,
a tus puntos seguidos
o sólo aparte
así sin más sentidos.



Y me acostumbré a la fría distancia
que queda entre dos trazos
y su asonancia,
tras esa cisma
de abrazos desligados
con claridad sofisma,
y a no buscar los ángulos
tan retorcidos
de aquellos liados triángulos.




Me amoldé a los parágrafos escritos
plasmados en papeles
casi prescritos,
y a expresiones
en tiempo de pretéritos
sin más conjugaciones,
tras un verbo gastado
de algún recuerdo
que había almacenado.



Y me hice a las maneras de lo expuesto
en las cláusulas sueltas
sin más supuesto,
a no hacer giros
ni otórgale más vueltas
a todos mis suspiros,
que después de besarme
aparecían
hasta casi asfixiarme.



©Diosa(E.M.R)

4 comentarios:

Alafia dijo...

es precioso
armónico
y
...conformista.
A riesgo de perder
hay que luchar
por sobrevivir
por ser uno mismo.
abrazos

Diosa dijo...

Hola Alafia, muy certero tu comentario, ciertamente a riesgo de perder hay que sobrevivir por ser uno mismo.


Gracias por tu visita.Abrazos

Parafraseando mi alma dijo...

Me queres hacer llorar?
Me encanto...transito ese "conformismo" y coincido con Alafia...
Es hora de ponerle fin supongo...
Besos...

Diosa dijo...

Hola millie, te llamas asi no?
espero que no te moleste que te lo diga es que el nick es largisímo jeje

Gracias por tu visita, ciertamente es hora de ponerle fin, pero a veces las cosas no son tan fáciles..


Besos