12 mar. 2008

Llegaste...




Llegaste del silencio y desnudaste
palabras en mis labios
y aquellos desagravios
que en un tiempo pasado
se habían generados,
fue con ese cariño
tan dulce como un niño
que en el viento volaron,
sin más se alzaron
y tú los alejaste.




Como quien no determina la cosa
sin apenas denuedo
suprimiste aquel miedo,
que atenazaba el alma
dándome esa gran calma
forzosa con tus manos,
y los gestos livianos
sin ninguna malicia,
en la caricia
y sonrisa afectuosa.





Abriste con el simple entendimiento,
los añejos cerrojos,
con tan sólo tus ojos
sacaste la tristeza
con sutil agudeza,
y te basto una gota
para que manirrota
quedará la prisión
del corazón
y libre el sentimiento.





Rasgaste el tul de frialdad que el vacío
alzo por orgulloso,
rompiste el adiposo
tejido de amargor
adherido al dolor,
con un sedoso beso
rompiste cada acceso
cerrado de mi ayer,
y fue tu ser
el que despojo el frío.



©Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

Parafraseando mi alma dijo...

BASTA DIOSA HOY ME VAS A MATAR DE LLANTO...
Q PODEROSO BESO...

Diosa dijo...

No es mi intención, siento que te haga llorar, aunque eso significa que las letras llegaron...


Gracias por tu visita, besos