4 mar. 2008

Ese adiós..




Con el alma agrietada
sin vestiduras,
que cubran cada esquina
con sombras mudas,
queda el silencio
mezclado en el amargo
gris cautiverio.



Con mirada atrapada
en las penumbras,
sin poder ver el brillo
de esas dos lunas,
queda ese céfiro
frío de pesadumbre
con su desprecio.



Con la boca sellada
por amarguras,
y sin esas palabras
de tus dulzuras,
queda el incendio
que en el corazón grabo;
Ese adiós gélido.

©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: