1 feb. 2008

Estaciones




Llegaste a mi cuando aún a duras pena
las hojas resistían en las ramas,
en el tedioso otoño de mis dramas,
cubierto por el tiempo que condena.



Anduviste conmigo cada trecho
helado del invierno de mi vida,
y por cada historia descolorida,
resguardada en el silencio del pecho.




Hiciste que brotara la ilusión
con los colores de la primavera,
en cada vértice de la frontera,
que fortificaba mi corazón.




Encendiste cada esquina del ser
con ardoroso fuego de verano,
y con tan sólo el contacto liviano,
de una caricia cada amanecer.




Coexisto en las cuatros estaciones
y el bálsamo que trajiste contigo,
haciendo de el mi perdurable abrigo,
tejido con todas las emociones.



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: