29 feb. 2008

Dulce pecado..














Besar tus labios húmedos
es mi mayor flaqueza,
y entrechocar mi lengua
con alientos adúlteros
el más dulce pecado que pretende
mi boca ansiosa,
un dislate imprudente....
-que mi ser ambiciona-.



Morder tu torso libre
de tiesas vestiduras
es la mayor locura
que mi mente concibe,
el más dulce pecado que requiere
mis dientes ávidos,
un anhelo indecente.....
-sin ningún beneplácito-.




Y relamer tu cuerpo
plenamente de arriba
hasta abajo sin prisa
es mi mayor deseo,
el más dulce pecado que concibe
mis pensamientos,
un ansia que persiste...
-en quemar mis adentros-.




Devorar tu erotismo
con las fauces sedientas
y llevarlo a la cueva
del abismo lascivo,
el más dulce pecado que apetece
mi sexo férvido,
un capricho que crece....
-como voraz incendio-.




©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: