6 feb. 2008

Cisma..




¡No erijas el cadalso!
queriendo condenarme
sin saber de antemano,
no ajusticies tan pronto
ni pongas raudo la ley en tus manos
sin dejarme explicarme,
ni socaves el foso
para enterrarme.



¡No erijas una hoguera!
pretendiendo quemarme
con leños de sabiendas,
como si fuera bruja
de antiquísimos ritos medievales,
no levanto contiendas
ni hago bajo la luna
¡cultos fatales!




¡No erijas una soga!
pretendiendo ahorcarme
con cuerdas de alabanzas,
como hereje del dogma
antagónica a vuestras enseñanzas,
no vengas como abate
de palabras devotas
e impoluta alma.



Si están esos conventos
sobre lodo asentado
encubriendo esqueletos
de restos putrefactos,
y guerras santas fueron erigidas
contra todos los pueblos
contrario a la doctrina
-sangre en el clero-




Si, hay estantes repletos
de extractos silenciados
con un moho polvoriento,
cubriendo hechos impunes
sobre pobres incluseros violados,
raíces con herrumbres
que cambian de trayecto,
-nada ha pasado-





Duros inquisidores
y los jueces indignos,
que pusieron el nombre
del supremo en sus labios,
si por no creer en la Santa Iglesia
ni en sus falsos principios
condenarme dispones,
-por tu creencia-




Así será en la tierra,
por que sólo en el cielo
a mi "Dios" daré cuenta,
no besaré la mano
de un papa que tiene arcas de riquezas
en suelo vaticano
mientras en la pobreza,
-mueren hermanos-


©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: