1 ene. 2008

Sin excusas...














Que desde el fin del mundo
a cualquier punto,
y desde cualquier punto
al fin del mundo,
hay la misma distancia,
no tiene el trecho
la mayor relevancia,
ese es el hecho.



Recorrer el trayecto,
sólo cuestión
de querer proponérselo,
ya la razón,
es otra cosa amigo
que por supuesto,
depende del cariño
y del afecto.


Si en verdad tú estimas
a esa persona,
da igual la lejanía
fijo no importa,
cuantos metros transites,
para mirarla
ni el sitio que visites,
para abrazarla.


©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: