23 ene. 2008

Meridiano...




Notar a faltar
en lo cotidiano,
las palabras y el calor de las horas
que da el meridiano.



Y de aquellos hechos
esa exposición,
que debió ser diáfana y no confusa
sin más su razón.



Es tan evidente
que poco importó,
lo que yo pensara de aquel asunto
ni lo que activó.



Fuiste tan tajante
en tus pensamientos,
que sin dudar traspasaste ese círculo
sin más miramientos.




Fue algo inusitado
viniendo de ti,
que un frío notorio en el corazón
fue lo que sentí.



Que acabo rompiendo
esa intersección,
que cruzaba los polos de mi vida
sin más dilación.


©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: