16 ene. 2008

Ese ángel


















Prendida de ese ángel
que poso en mis labios un suave beso,
y no es pecado
lo que yo siento,
siendo sus manos
divinas y tiernas como el clavel,
no pueden ofender
que siendo pétalos tan delicados,
rocen mi piel.



Si por tal hecho, dios
quisiera castigarme
no importaría
que me mandase
descender al infierno,
sin duda volvería
a dejar que su boca me besase
aunque sea en un sueño,
no es osadía señor
es amor por ese ángel del cielo!



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: