31 dic. 2007

"Una sonrisa en tu mirada"




El firmamento nos regala una sonrisa de luz, en cada amanecer.
Cada día, luminosa alborada,
besa tus ojos, besa tus labios, y hay mucho que agradecer,
quiero ver una sonrisa en tu mirada,
amiga, toda esta luz, tú también la tienes que ver.



Mis ojos están vendados con amargor,
y es tan densa la envoltura que los reviste,
que no deja traspasar la luz, ni el color
de la alborada, ni el júbilo que la viste,
no puedo amigo, por culpa de este dolor.




Escucha el murmullo de las olas del mar,
y escucha la brisa dorada como llega hasta aquí,
observa el brillo de la mañana, escucha a tu corazón palpitar,
todo ésto que nos regala la vida, también es para ti.



El murmullo parece del viento lamentos
que suplican incesantes en mis oídos,
ya no se si de mi pecho brotan alientos
o muere lentamente por sus desvaríos.




Gotas de lluvia acarician tu piel,
las estrellas se extienden en tu camino, como flores de jazmín,
siente el perfume, siente los besos del viento en tu sien,
y regálanos una sonrisa que no tenga fin,
amiga, rompe todas tus cadenas, también por mi,
una sonrisa en tu mirada queremos ver,
todo esto que la vida nos regala, también es para ti.



Las gotas de lluvia resbalan por mi piel
empapando todos los sentidos sin más,
no puedo ver las estrellas con estas vendas,
ni exhalar las flores, ni sentir en mi sien
los besos, ayúdame amigo!, sin ti jamás
podré romper del dolor, sus duras contiendas.




El crepúsculo nos ofrece cada día, caricias de luz.
Amiga, no pierdas las ilusiones y mira al eterno azul,
luminoso atardecer,
besará tus ojos, besará tus labios, despertará a tu corazón.
Una sonrisa tuya queremos ver,
una sonrisa en tu mirada y sentir tu respiración.
Amiga, cada mañana, el sol sale para ti también,
y hay mucho, mucho que agradecer...




Quita el velo que me cubre, con la dulzura,
con las palabras cálidas y tan sinceras,
solo así quizás pueda percibir la luz,
y mi mirada abandone la noche oscura,
para ofrecer una sonrisa sin fronteras,
y que no cubra mis ojos un denso tul,
pudiendo así distinguir toda la ternura,
que regala la vida en las mañanas plenas,
pero es sin dudar, los amigos de tu altura
los que quebrantan todas las duras cadenas,
y por ello es que doy, toda mi gratitud.




( c ) Raiandoelsol & ©Diosa(E.M.R)

1 comentario:

Raiandoelsol dijo...

No porque un corazón esté ausente,

quiere decir que olvida.

Muchas veces la ausencia,

responde a cada uno de nosotros,

en un palpitar a unos segundos de ti. (c)Raiandoelsol