24 nov. 2007

Testigos mudos..















Si los muros hablasen
podrían mascullar,
cuántas veces recé
para que fuera tu último golpe,
cuántas veces lloré
en un charco de lágrimas y sangre,
para que cesará
el dolor de mis huesos,
tumbada como una muñeca rota
sobre ese frío suelo.


Si las esquinas mudas
pudiesen murmurar,
las veces que pedí
en un débil susurro,
que dejaras de atinarme patadas
mientras tu sucia boca
vociferaba insultos,
al compás del crujir
del cuerpo tan endeble
partiéndose como la frágil paja.



Si los ladrillos huecos
que fueron los sigilosos testigos
de furias desatadas,
pudiesen enseñar
como si fueran diáfanos espejos
todo el horror
de cada momento allí acontecido,
temblarían de miedo
todos aquellos ojos
que posaran sobre ellos las miradas.



Más fueron los silenciosos vestigios
de la maldad,
de un portal al infierno
sin más abrigo
que las sombras del techo,
fueron los deponentes
callados de tu gran impunidad,
de aquella fuerza bruta
áfonos asistentes
mientras cada golpe cavó la tumba.




Hay vendas para recubrir los cortes
loción para los golpes,
pero no hay nada
que cure el alma
de mujer maltratada,
ni borre el daño
que ocasiona a la mente
con tan solo el poder de crueles manos,
o debilitando la autoestima
el vil gusano
la convierte en victima.


25 de noviembre: Día Internacional de Lucha contra la violencia de género


©Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

MeRieM dijo...

Sencillamente genial.
Un día con mucho sentido, pero no sólo hay que acordarse este día, si no todos los del año.
Precioso Diosa.
Un beso.

Diosa dijo...

Gracias Meriem, cierto no solo hay que acordarse en este día, si no todos los días.

Un beso