26 nov. 2007

Para alcanzar...



Para rozar el cielo
solo necesitaba,
pensar en ese sueño
que el corazón guardaba,
con tantísimo celo.




Para otear el cielo
bastaba una mirada,
de aquellos dos luceros
los cuales reflejaban,
los míos cual espejo.




Para sentir el cielo
tan solo precisaba,
que con tu suave cuerpo
el mío rodearas,
en un abrazo tierno.



Mas sin embargo...



Para entrar en el cielo
tan solo me quedaba
un limitado tiempo,
pero siempre confiaba
que vendría el momento.


Para estar en el cielo
yo contigo contaba,
no bastaban mis dedos
para que lo alcanzara,
aun poniéndole empeño.





Para subir al cielo
contaba con tus alas,
sin embargo partieron
aquella madrugada,
al llegar el invierno.



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: