24 nov. 2007

No eras todo...




No es que lo fueras todo,
ni que ocuparas
por entero mi mundo,
pero sin lugar a ninguna duda,
tú habitabas
en mayor parte
cada uno de sus rincones oscuros,
que aun sin hablarte
por ser tan mudos,
guardaban tu dulzura.


No lo eras todo,
pero sin embargo casi llenabas
el espacio vacío,
que había dentro de mi corazón,
ahora ha vuelto el frío
a ocuparse con saña
de barrer la alegría,
y en cada esquina
lo relevo el dolor
por la melancolía.




No fuiste todo,
pero eras mucho
sí, quizás más
de lo que deberías haber sido,
y sólo yo
culpable del asunto,
por sentir más allá
de la realidad en la que vivo,
por ir tras algo
que no existía, y era un sueño vano.



©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: