18 nov. 2007

Lava...





Entrecavando surcos en mi piel
lengua de lava ardiente,
Serpenteando sin más cada palmo
entrando lentamente,
Por cada fisura que deja el ansia
como desfalleciente,
al roce del quemazón que provoca
con su abrazo envolvente.



Fuego que aviva ese calor dormido
en telas de satén,
llama que recorre sin tener prisa
los rieles del andén,
parando con placer en cada tramo
haciendo de un amén,
poder desparramarse sobre aquel
ávido y dulce edén.




El río incandescente que desciende
por las curvas laderas,
lengüeteando el magma fundido
por rocosas canteras,
derritiendo con su paso la tierra
de las prietas caderas,
alojando la materia caliente
en ígneas linderas.


Escoria del volcán de tu figura
que sobre mí arrojas,
que lame con presteza la sustancia
como las finas hojas,
absorbiendo la savia del deseo
del pudor me despojas,
entre tu lengua tórrida de fuego
y sus pasiones rojas.




©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: