20 nov. 2007

Condenada...




Cadenas en la tierra
que agarran las alas como pretiles,
a la roca que aferra
mientras esas linfas como reptiles,
lentos, suben y bajan
por el cuerpo con vaivenes que ultrajan.




Un ocaso, destierra
al mundo de sombras y sus rediles
ese alma, la que encierra
en su coraza placeres febriles,
y los vientos desgajan
el sentir y plumas se resquebrajan.



Condenada sotierra
todos los sentimientos tan sutiles,
que en su piel aquel hierra
con palabras que como proyectiles,
los sentidos encajan
y a las aspiraciones amortajan.


©Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: