8 nov. 2007

Clepsidra...




Cada paso que marca la clepsidra
es un tiempo que pasa
y pesa como losa
sobre la espalda,
son intervalos que me vaticinan
el ajar de la rosa
y el marchitar
de aquellos sueños que el alma anhelaba.



Cada pequeño lapso
lleva a la nada,
al olvido temido
por un camino bastante empedrado
con abetos sombríos,
cuesta arriba o abajo
consumiendo la gana
con ímpetu, este maldito destino.




La duración
entre cada marcado,
es un leve soplo, un corto suspiro
que germina ahogando,
como las estaciones
que pasan raudas en el corazón
cercenando emociones
en un solo respiro.


Diosa(E.M.R)

2 comentarios:

escaldo dijo...

Pasa y pasa...

Somos el instante presente,
meros recuerdos y sueños...

Somos tan pereceredos
como cada instante acabado.

escaldo dijo...

perecederos


Un besillo,
y enorabuena por el blog...

Un jardin, escondido... como ami me gustan...