27 oct. 2007

Despedida...



Duele la despedida
y se entreabre la herida en el pecho,
al ver como se pierde
en el gris horizonte
lo que mas una quiere,
y no importa la lluvia
que fuerte arrecia contra el frío cuerpo
ni la fuerza del viento
que parecen azotes,
la mente solo siente que se rompe
el corazón sin más.



Hasta el día parece
estar de mutuo acuerdo
con el triste momento,
en el cielo las nubes de tormenta
lloran gélidas gotas
que mueren en la arena
y van al mar llevadas por las olas,
como barca misógina
que sin rumbo navega
en aguas intranquilas,
queda el alma perdida a la deriva.





Pasará lentamente
el tiempo contemplando,
hacia el vasto infinito
sin importarle nada,
jugará la mirada
a pasar las imágenes
en forma de abanico,
retrocederá al recuerdo cercano
de cuando en esa playa
bajo una bella luna
caminaban cogidos de las manos.



Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: