6 oct. 2007

Como árbol...


















Echando raíces profundas
y fecundas
en la humedad de tu tierra
que me aferra
como árbol entre las sartas
que abaluartas,
y las savias que repartas
son el alimento fiel
de los sentidos que ensartas
con las ramas de tu piel.



Agarrada como arbusto
tan robusto
a las cañas de tus brazos
y sus trazos
que como el agua se cuela
y cincela
el tronco con bella niela
y la lluvia fresca en gotas
que graba una fina estela
en derivaciones rotas.




Brotan ramificaciones
de emociones
por los tallos del ramal
y el canal
de las copas que se miran
y se estiran
con las hojas que traspiran
y los gajos hacia el cielo
que tus miradas inspiran
y es el abono que anhelo.



Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: