17 oct. 2007

Batalla..




Quema mi piel el roce de tus caricias
ardiendo mi cuerpo hasta la ebullición
cuando hábilmente trasmites tu pasión
Convirtiendo los momentos en delicias.


Corretean tus dedos desde mis senos
descendiendo lentamente sin premura
pasando por los surcos de mi cintura
Hasta llegar al sexo ardiente en deseos.



Y te detienes ante el templo sagrado
tembloroso de seguir en tu progreso
como si pidieras que te diera acceso
para no cometer un grave pecado.



Como al rocío las rosas doy pasó
al percibir de tus hábiles maniobras
y de oleadas de calor que provocas
para sentirte dentro sin más retraso.




Cuerpo con cuerpo en una sensual batalla
incurro agotada de placer saciada
y con brillo satisfecho en la mirada
cuando todo mi cuerpo de goce estalla.



Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: