21 oct. 2007

Alma invernal















En mi alma un invierno de manto blanco,
banco vacante de un parque sombrío
río helado y un estanque vacío,
frío que corre el cuerpo fijo, estanco.



Sombras y nieblas que al sentir atranco,
manco es mi recorrido tan umbrío;
escalofrío que con atavío
crío en soledad y por cada flanco.




Anido en el corazón un desierto,
incierto en sentimiento, abandonado;
helado ámbito de una flora arbórea.



Marmórea es la figura corpórea,
estentórea voz, y despoblado
lado oscuro en un ser yermo, tan muerto.





Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: