3 ago. 2007

Maldita sea...




Malditos sean los instantes
que dejaron al descubierto
los titubeos incesantes.


Maldito sea el desconcierto
que tus palabras motivaban
en mi sentir entreabierto.



Malditos ojos que otorgaban
un brillo de esperanza vana
cuando los míos expiraban.



Maldita sea la desgana
que con lágrimas de amargura
al alma de pena empantana.


Maldita la espesa negrura
que mi existencia va cubriendo
y maldita la desventura
del destino que esta muriendo.



Diosa(E.M.R)

No hay comentarios: